Translate the novel.

domingo, 3 de marzo de 2013

CAPITULO 5 - Despertar a tu lado.

[BARBARA]

Todo lo que podia a ver acabado mal, no lo hizo, gracias a Dios, a Alaha, o a Yave, sea quien sea, hizo que ese mismo momento le sonara el móvil a Jaxon, evitando que aquello aumentara la tension acumulada que hubo cuando se cruzaron sus miradas.
-¿Estas cansada?- La mano libre de Jaxon acaricio mi rodilla, con un movimiento de cabeza, y un leve suspiro afirme a su respuesta.
-No deberías conducir- Dije escuchando como el motor se encendía.
-Voy bien Barbara.
Le mire, sorprendia de su reacción  estaba tranquilo, relajado, tenia una pequeña sonrisa en el rostro, algo que jamas le habia visto cuando iba bebido.
Jaxon piso el acelerador y el coche se puso en marcha.
Una, dos, tres, calles y mas calles nos rodeaban, la inmensa ciudad Londinense estaba preciosa por la noche.
Mis ojos estaban posados en el paisaje, aun que mi mente divagaba por otro lado.
El recuerdo de Niall era continuo, constante, apenas podia dejar de pensar un solo segundo en sus ojos azules, en esta mañana, cuando mirando me, creia que me derretiria ahi mismo, y si fuera posible, lo hubiera echo, esa voz tan timida y dulce, pero a la vez tan sumamente sexy e irresistible, aquella sonrisa que no se marcha ni un minuto de su rostro perfecto.
Sacudo mi cabeza, al darme cuenta en lo que estoy pensando, mi conciencia me regaña sin verguenza alguna, una pequeña trifulca se halla en mi interior, que me hace sentir culpable de algo, pero, la pregunta es, ¿De que?
Mis ojos recorren el camino hasta encontarse el perfil de un Jaxon concentrado, con la mirada perdida en la carretera, suspiro.
Ni una sola descarga recorre mi cuerpo, ni una pequeña mariposa revoloteando, ni siquiera una sonrisa se escapa a regañadientes. Vuelvo a mi posicion inicial; mirar por la ventana.
-¿Que me pasa?-Me preguto a mi misma en un intento de encontrar respuesta a este vació que siento al ver al que es mi novio. Ya nada es como antes, hace tiempo que esa chispa, o como otra gente lo llama; esa magia, ya no esta, ha desaparecido, la llama que suele avivarse a cada día que pasa, se apago hace meses.
Reconozco que le quiero, es obvio, el me ha dado de los mejores días de mi vida, también, de los peores, pero han sido tantas anegdotas y experiencias, que, ¿Como no le voy a querer?
Cierro mi puño y me lo llevo al menton, haciendo de apoyo para sujetar mi cabeza.
-¿Sentirá el lo mismo?-Me repito a mi misma.

[NIALL]

-¿Que ha pasado ahi dentro?
-Nada, no ha pasado nada, dejarlo ya.
Zayn se interpuso en mi camino, a su lado, Louis, Harry y Liam.
-Niall, ¿Por que ese tio estaba preguntando por ti?
Resople, cansado de reptir lo mismo.
-No-lo-se- Volvi a reiterar.
Aparte a mis compañeros, y camine hasta el coche, en el cual nos esperaba Paul, me adentre en el, y me sente en el ultimo asiento de la gran furgoneta negra, aislandome de todas las preguntas que pudieran hacerme.
Durante el camino, no pude dejar de pensar, en quien seria ese tipo, ¿Un amigo? ¿Primo? ¿O tal vez hermano?
Me revolvi en el asiento, buscando una forma cómoda en la que poder descansar hasta llegar al hotel. Cerre los ojos, mi mente intentaba despejar aquella pregunta, pero mi subconsciente la lanzaba nuevamente hacia mi cabeza. Un partido de tennis se ejecutaba en mi interior.
Aquello en lo que pense, me produjo un escalofrio y una pequeña parada de mi sistema nervios; ¿Y si aquel chico, era su novio?

[BARBARA]

El sonido de las cortinas descorriéndose, la ventana abriéndose y un esplendido sol iluminando por completo mi cuarto, hicieron que me despertara.
-Cariño, levántate, tienes que ir a trabajar.
Y la puerta de mi habitación se cerro.
Suspire sonriente, disfrutando de la pequeña brisa mañanera, me estire en mi cama, recomponiendo me después de la noche de ayer.
Baje las escaleras, vestida y arreglada, el desayuno estaba sobre la mesa, un plato de huevos con baecon y una tortilla, esperaba junto a un zumo de naranja recién exprimido.
La voz de Bruno Mars inundaba la casa con una melodía rítmica, y una voz rasgada que encajaba a la perfeccion con la canción.
Cuando termine de desayunar, recogi las cosas necesarias, despues de despedirme de mi madre, me meti en mi coche y conduci camino al trabajo.
De nuevo, de las primeras.
Y esto, lo repeti durante una semana más, en el cual no se produjo ningun cambio en mi vida, desde aquella noche no habia vuelto a ver a Niall, y si le había visto, era por fotos en el ordenador de mi hermana. Su voz, la habia escuchado gracias al CD de Liza, y alguna pequeña entrevista en la television o la radio, respecto a Jaxon, todo estaba igual sin cambio alguno, bueno si, a cada dia que pasaba, estaba mas segura de que yo ya no era para el, ni el para mi. Había entablado amistad con una clienta de la cafeteria, se llama Shopia Morrison si no recuerdo mal, y suele venir muy de vez en cuando a tomar su Mocca Capuccino, mientras se relaja ojeando su movil, o leyendo revistas de moda.

Oigo el timbre que anuncia que mi turno termina, me despido de mi tio, coloco mi chapa y mi uniforme en la taquilla, y salgo de alli sonriente y satisfecha por el trabajo realizado.
Ante la atenta mirada de un par de personas voy hacia mi coche, mi destino no es mi casa, sino el cementerio que esta a las afueras.
De vez en cuando voy por alli, a visitar la tumba de mi padre, y a contarle como me van las cosas, se que el, este donde este, me escucha y me ayuda.
Mi coche se maneja faclmente por las estrechas calles que me llevan hasta aquel lugar.

[NIALL]

Recorro el camino desde nuestra casa hasta la cafetería, con un objetivo, aun que quiera negarme lo; verla.
Cuando entro, ella ya no esta, retiro un poco mas mis gafas de sol, barro el local con la mirada, pero sin ningún rastro.
Siento la gran necesidad de hablar con ella, y prefiero no preguntarme el por que.
Se me ocurre una idea, algo que puede o no funcionar, el no ya lo tengo, vayamos a por el si. Me acerco al mostrador, pensando en que extraño acento pondré; ¿Italiano? ¿Frances? ¿Español?, sonrió, me decanto por el ultimo, si, eso funcionara, espero.

[BARBARA]

-Es extraño, necesito algo que me haga saber que camino tomar papa, no tengo nada en claro, hace tiempo que deje de tomar el control de mi vida, y necesito recuperar el timon- Limpie con el pulgar el resto de agua salada que recorrió el camino desde mi ojo hasta mi mejilla.
-Algo, necesito algo que me haga saber que es lo que debo hacer.
El mi bolsillo comenzó a vibrar, saque con cuidado mi movil, era un mensaje y no habia remitente, era desconocido, y el numero privado.
Abri el mensaje aun sorprendida y atónita por aquello.

"¿Que te parece si nos vemos esta noche?"
Hoy 14:23 horas.

"¿Quien eres?"
Hoy 14:25 horas.

"Te espero en la parte trasera del teatro a las 19:00h"
Hoy 14:28 horas.

"No iré, no se quien eres, así que no te tomes la molestia en acudir, que yo, no lo haré"
Hoy 14:31 horas.

"Iras, lose, te estaré esperando xx :) "
Hoy 14:32

Me quede observando el ultimo mensaje, analizando, o mejor dicho, procesando la información  ¿Quien había conseguido mi numero? ¿Quien me había citado allí y por que?
Ante la duda lo mejor que pude hacer, fue guardar el móvil,  me levante de allí  y me quede observando la tumba de mi padre.
Negué con la cabeza.
-¿Es esta una señal, papa?- Pregunte confundida.

[...]

Mire el reloj de mi mesilla, este marcaba las 18:15 h. Sonreí, no iría, estaba segura de aquello, simplemente tendría que entretenerme con algo y cuando me diese cuenta, seria mas tarde las siete. Me levante de la cama y me acerque ha la habitación de mi hermana, Liza no estaba, llame a mi madre desde la planta de arriba, pero tampoco habia respuesta alguna por su parte, me adentre en mi cuarto.
Las 18:18 h.
Me senté en la cama, ¿Que podría hacer?
Barrí mi habitación con la mirada, nada, no encontraba nada interesante para hacer.
18:22 h.
El tic tac del maldito reloj no hacían otra cosa que sonar, y marcar un ritmo continuo, haciéndome saber, que los minutos pasaban, al igual que mi calma también se marchaba.
Me apoye en el cabecero con las manos cruzadas y apoyadas en mi nuca, movia los pies al ritmo de la cancion tarareada por mi.
18:28h.
Bufo, y decido tumbar el reloj, así, no podre seguir viendo la hora. Me es inevitable no pensar en quien me habrá podido citar alli, ¿Jaxon? No creo, el se presentaría sin mas en mi casa. ¿Vicky? Tal vez quiera decirme algo, pero supongo que me habría mandando un mensaje desde su móvil.
Arrugo la nariz.
-¿Quien seras?-Repito en voz alta un par de veces.
Mi móvil vibra en el escritorio, con rapidez me levanto y lo cojo. Es otro mensaje, sin remitente y con numero privado.
-Te gusta tocar las narices, eh, anónimo.

"Te espero, que no se te olvide, es importante Barbara"
Hoy 18:42 horas

"¿Como se que no es una broma? ¿O que quieres matarme para vender mis órganos a una mafia?"
Hoy 18:44 horas.

"Hahahaha, por que no soy de esos, te lo aseguro xx :)"
Hoy 18:45 horas.

Rei ante mi estúpida pregunta, golpee mi frente y sonreí.
Al mirar detenidamente el ultimo mensaje pude ver que se trataba de un chico, pero necesitabas mas pistas, necesitabas saber quien era.
Lo unico que se me ocurrio fue mendarle un mensaje algo mas rebuscado, pero la unica respuesta que obtuve por su parte fue; "Dejemos esta  conversación o no te dara tiempo a llegar"
Maldije en ese mismo instante, el momento en el que recibí el primer mensaje, ahora la curiosidad me mataba, me recorria por dentro activando todo mi sistema nervioso, empujándome ha hacerlo, mientras que una parte de mi cabeza me lo prohibia con un no rotundo.
Mire una vez mas el mensaje, luego alcance a ver la hora.
18:50h.


Deje el aparato sobre la mesa y me adentre en el armario, cogi lo primero que pille y me hice una coleta,
http://www.polyvore.com/cgi/set?id=73480030&.locale=es
baje corriendo las escaleras calculando el tiempo que me quedaba, en diez mintuos me daria tiempo a llegar, perfecto. Cogi las cosas y sali de mi casa, aun que sabia que lo que estaba haciendo era una locura.
Arranco el motor de mi minni y comienzo a manejar por las calles, con un destino fijo, a cada minuto que pasaba, mi corazon se aceleraba un poco mas, con cada kilometro que recortaba, el calor y los nervios hacian acto de presencia.
Gire hacia la derecha, y enfrente de mi contemple el teatro.
Respire hondo, aparque el coche cerca de por alli, me encamine aun con 2 minutos de antelación hacia la puerta trasera del teatro.
Me asome con lentitud esperando ver a alguien, pero allí, no había nadie.
-¿Hola?- Camine mirando hacia todos lados, y sin respuesta alguna.
Intente abrir la puerta, pero estaba cerrada.
Note una respiración fuerte tras de mi, en ese mismo momento comenzaron a temblar me las piernas, un sudor frió me recorrió toda la espalda, con el corazón en la garganta y con miedo, me gire lentamente.

[NIALL]

Conducía por las calles Londinenses sin prisa alguna, mire mi reloj, me pasaría a tomar un café, para hacer que la tarde se pasara mas deprisa.

[BARBARA]

Sus ojos azules me helaron.
Intente vocalizar palabra, pero de mi no salia nada mas que vocales sueltas.
Niall rio.
-¿Pero y esto, por que? ¿Tu? ¿Como tienes? ¿Mi numero? ¿Y?
El no hacia mas que mirarme intentando comprender todo lo que decía  pero claramente le era imposible, como a mi, razonar.
-Si, te parecera raro, bueno- Se rasco la nuca- Muy raro que te cite aquí. Yo- Rió algo nervioso.
-Pues si, pero..
Me interrumpió.
-Tranquila, solo quiero enseñarte una cosa, no quiero vender tus órganos ni nada parecido- Rio, avergonzada agache la cabeza.
Su mano se extendió hasta mi. El chico Irlandés mantenía una sonrisa en su cara, una sonrisa hipnotizante y encantadora, mi mano tímida se arrugo.
Niall zarandeo su mano, intentando llamar mi atención, intentando aportarme confianza sonrió aun mas si podía.
-Eso espero- Dije agarrando su mano.
Los dos nos adentramos por la puerta trasera que Niall había abierto con una llave, recorrimos un pasillo increíblemente largo, había muchos cuadros y a medida que andábamos, se escuchaba ruido, gente, mucha gente, y música.
Su mano agarraba a la mía con fuerza. Era increíble  iba agarrada a Niall Horan, creo que hasta este momento no me había parado a pensar en quien era el en realidad. Una estrella mundial, un amor platónico para muchas, y para mi hasta hace un par de semanas, era alguien insignificante, y ese alguien insignificante  iba ahora a mi lado, citando me a escondidas.
Sacudí mi cabeza cuando Niall me nombro un par de veces.
Abrí mis ojos al ver que nos encontrábamos en el punto mas alto del teatro, había un par de personas en los asientos, y otras tantas en el escenario, bailando y cantando, lo que yo mas amo, o bueno, amaba.

[NIALL]

Sus ojos claros se hicieron mas grande, comenzaron a brillar de una forma que no había visto en mi vida. Su mano se desprendió de la mía. Algo pasaba, de una sonrisa radiante, hbia pasado a una sonrisa frzada, podia notarlo, la mire a los ojos, el brillo había desaparecido, en ellos comenzaron a acumularse lagrimas.



[BARBARA]

[FLASHBACK]

-Papa, cuando yo actué en este teatro, ¿Vendrás a verme?
Mi padre rio y me acaricio el pelo.
-¿Acaso lo dudabas enana?
Le mire y le hice burla.
-Es mas, no solo vendré a este, ire teatro por teatro, en todos los que actúes viendo como creces como persona y como artista, te lo prometo.
Mi padre beso mi cabeza.
Yo, orgullosa me quede mirando el gran cartel del teatro, y camine al lado de mi padre.

[FIN FLASHBACK]

-Lo siento- Fue lo único que pude decir antes de echarme a llorar.
Evite mirarle a los ojos, no, ahora no Barbara, pero aquel recuerdo vagaba por mi mente, había vuelto a mi, haciendo que no pudiera contener las lagrimas, Niall me contemplaba fijamente, serio, sin saber que hacer ni decir, aquella mirada de compasión no me gustaba en la gente, así que me marche por donde había venido sin decir nada, sin dar ningún explicación, solo quería salir de allí, y olvidar todo lo que había pasado.
Me tope con la puerta por la que habíamos entrado, estaba cerrada.
-Genial- Grite golpeando la fuertemente.
Me apoye en esta y me deje caer lentamente, intentando tranquilizarme.
Escuche unos fuertes pasos dirgiendose hacia mi, simplemente por inercia me gire para ver de quien se trataba; Niall.
Este cuando llego hasta mi, se agacho algo nervioso, no dijo nada, simplemente me abrazo.

[NIALL]

La abrace sin pensarlo dos veces, sentia esa necesidad, y sobre todo, que ella lo necesitaba, sus brazos rodeaba sus rodillas, por instinto me aparte de ella, me quede enfrente sin decir nada. Esto era raro, nunca me habia encontrado con una situación asi, ¿Que habría pasado?
Barbara levanto la cabeza mostrando una mirada perdida, triste, pero aun asi, me pareció que estaba hermosa.
Extendí mi mano hasta el contorno de sus ojos, apartando las pequeñas lagrimas que se habían acumulado. Ella mostró una leve sonrisa, intentando tal vez agradecérmelo.

CONTINUARA...

5 comentarios:

  1. Ha sido geniall sigue subiendo porfavor :)

    ResponderEliminar
  2. Jooooo me enamora Niall, enserio, y más aún por tu culpa!!:')
    Sube prontito plissssssssss! xxx

    ResponderEliminar
  3. Awww, dios me encanta. Lloré con tu capítulo, ehh. Es que es un amor. Y dios, quedan pocas personas como Barbara, fuertes y luchadoras. Ahora lo que le queda, es enfrentarse a su miedo :) . Más bien, el miedo no está en cantar, no. Si no en romper esa promesa que le hizo a su padre... ¡Ah! Dios, me encanta tu novela ^-^ Continúala pronto, por favor.

    Kisses! <3

    ResponderEliminar
  4. Me gusto mucho tu post :)

    -Espero que no te moleste, pero vengo a que me conozcan.
    Mi blog lo tuve que cerrar por problemas que tuve y ahora lo volví a reabrir.
    Me costo mucho cerrarlo, ya que era mi cabeza y ahora bueno, vengo a abrirlo de nuevo.
    Quisiera que me leyeran. No pido mucho. Espero que me entiendas! Tu blog es muy lindo :)
    mi blog es:
    http://www.my-damnpersonality.blogspot.com.ar/

    Besos!

    A g u s †

    ResponderEliminar
  5. Guau, gran trabajo te has tomado aqui! Ya voy a comenzar a leerte
    Espero puedas visitar mi blog http://onedirectionlatam.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar